Techos ajardinados: definición y ventajas

En este momento estás viendo Techos ajardinados: definición y ventajas

Los techos verdes, cubiertas vegetales o techos ajardinados se están extendiendo, cada vez más, como una opción de ahorro energético que además aporta salubridad a las atmósferas de nuestra ciudades. ¿Qué son exactamente? ¿Cómo funcionan? ¿Cómo se instalan? En este artículo vamos a repasar las ventajas y desventajas de esta tendencia arquitectónica.

Definición de techos verdes o tejados ajardinados

Como ya hemos dicho, los tejados verdes son tendencia. Los diseños de edificios con cubiertas vegetales se están extendiendo en nuestros centros urbanos. Lejos de lo que pueda parecer, no se trata de colocar plantas en recipientes individuales, sino de una instalación permanente que forme parte del edificio y que permita cubrir con elementos vegetales toda la extensión de la cubierta de un edificio entero.

Tipos de techos ajardinados

Dependiendo de su complejidad, el tipo de vegetación y su accesbilidad, existen diferentes tipos de techos verdes o tejados ajardinados. Los podemos dividir en la siguiente clasificación:

  • Extensivas: caracterizadas por un espesor libgero. Su peso total es poco y el efecto visual es de una pradera con césped. No soporta mucho peso, por tanto su accesibilidad es limitada.
  • Semiintensivas: en este caso, el tipo de vegetación es más complicada y requiere más mantenimiento. Es más ornamental que el anterior y la cubierta de tierra tiene mayor peso. Es un espacio que puede ser transitado por personas.
  • Intensivas: este tipo de techo ajardinado incluye especies vegetales más pesadas como arbutos o árboles. Eso quiere decir que la estructura tiene que estar preparada para aguantar mucho peso, incluido el tránsito de personas que disfruten del espacio como si de un parque se tratase.

Ventajas de los techos ajardinados

Los techos verdes son algo más que un buen sistema de ahorro energético. Los centros urbanos concentran cada vez más población, más tráfico y por tanto más consumo de energía que provoca sustancias nocivas para la salud. La construcción de edificios y calles hechas de asfalto es inevitable para concentrar tantas personas en un espacio reducido. No obstante, es imprescindible mantener espacios verdes que ayuden a refrescar el ambiente y a renovar el aire. Los techos ajardinados es una opción viable que puede ayudar a mejorar la calidad de vida de las ciudades.

Existen dos tipos de ventajas con respecto a los techos verdes, las generales y las particulares que afectan al edificios. Empecemos con las generales:

  • Purificación del aire: como ya hemos apuntado, tienen un efecto directo en la reducción de la contaminación del aire.
  • Aumento de la biodiversidad: permite incluir diferentes especies vegetales y además pueden ser el hogar perfecto para alojar insectos, aves y otras especies que de otro modo no tendrían cabida en la ciudad.

Las ventajas en relación al edificio son múltiples, a continuación os dejamos algunas de ellas:

  • Regulan la temperatura del edificio: absorben el calor y actuan como aislantes. Por tanto, evitan los cambios fruscos de temperatura. Además tienen un efecto protector de techos y paredes.
  • Ahorra energía: gracias a su poder ailsante, produce un ahorro en calefacción y aire acondicionado.
  • Mejora la calidad de vida: los espacios verdes tienen un efecto positivo en la salud mental de las personas. Cuando se trata de un espacio transitable, es claramente un espacio de relajación que los vecinos de eficio podrán disfrutar. No hay que olvidar que también aportan valor estético al edificio. En algunos casos, se puede incluso usar como huerto o para otras actividades.
  • Aislan del ruido: el efecto aislante no es únicamente para la temperatura. También ayudan a reducir los ruidos típicos de la ciudad.
  • Evita que el fuego se propague en caso de incendio: eso se debe a la humedad que provoca la vegetación en sí misma.
  • Larga duración: en comparación con los techos convencionales, tiene mucha más vida útil. Los materiales convencionales están expuestos al calor, frío, lluvia, etc, por lo que se deterioran mucho antes. Para que esto sea así, la instalación debe de ser la adecuadada desde el inicio.

Desventajas de los techos ajardinados

No todo podía ser bueno, lo cierto es que este tipo de tejado también tiene alguna desventaja. La principal es su coste de instalación. Tanto en ejecución como en mantenimiento, requiere mayor previsión de coste. En contraposición, podemos exponer que su vida útil es mucho más larga siempre y cuando se haya realizado una correcta impermeabilización y una buena ejecución de las uniones. Además no hay que olvidar que supondrá un ahorro energético a largo plazo.

Desgraciadamente no todos los edificios pueden tener este tipo de estructuras, ya que supone un peso extra que se añade a la estructura. Por eso hay muchos edificios a los que no se les podría hacer este tipo de instlaciones.

Una mala instalación puede causar filtraciones de agua y humedades. Por eso imprescindible rodearse de buenos arquitectos a la hora de hacer modificaciones de estructura en un edificio.

La importancia de rodearse de buenos arquitectos: Arquifach

La construcción de una vivienda es un proceso cuyo éxito depende de muchos factores. La mejor manera de asegurarlo es contar con arquitectos que den garantías. Una garantía que esté asentada en la experiencia. Es importante elegir un estudio de arquitectura que te oriente y guíe durante todo el proceso desde el inicio del diseño hasta la entrega de la documentación final para habitar la casa, que tenga experiencia en el área y personal calificado que realice la gestión integral del proyecto, pero sobre todo que diseñe acorde con tus necesidades y expectativa.