Ventilación en arquitectura

En este momento estás viendo Ventilación en arquitectura

La ventilación es el sistema de renovación de aire que permite evacuar el calor que se retiene en los elementos constructivos de una edificación. La ventilación es imprescidible para garantizar la salubridad de los edificios y evitar el sobrecalentamiento de las estancias, manteniendo así el confort térmico para su habitabilidad. Todas las edificaciones tienen aislamiento térmico para mantener la temperatura y evitar que el aire exterior se filtre al interior. No obstante, necesitamos sistemas de ventilación que garanticen que el aire se renueva. En este artículo vamos a repasar los sistemas de ventilación más óptimos.

El sistema de ventilación, que a menudo se presenta como un elemento de diseño y es crucial para la eficiencia energética de los edificios, la calidad del aire interior, la salud, el confort y la seguridad, ha pasado a ocupar un lugar central en el diseño de las viviendas modernas. En arquitectura, planetar una acertada ventilación es un aspecto fundamental a la hora de diseñar y construir cualquier edificio. La ventilación es el proceso de intercambio de aire dentro de un edificio. Sin ella, corremos el riesgo de sobrecalentamiento e incomodidad, lo que puede provocar una mala calidad del aire interior. Por eso, los tres aspectos más importantes de la ventilación son el control de la temperatura, la mejora del confort y el aumento de la eficiencia energética.

El objetivo de la ventilación es permitir que el aire cálido y húmedo sea expulsado de un edificio al tiempo que se evita la entrada de aire frío y seco. En la construcción, esto se denomina ventilación con presión negativa, mientras que en el hogar se conoce como presión positiva (es decir, cuando el ventilador extrae el aire de una habitación). En algunas plantas, los respiraderos se utilizan para el drenaje del agua.

Tipos de sistemas de ventilación

Para la necesaria renovación de la que hablábamos, se pueden usar dos tipos de sistemás: mecánicos o naturales. Las principales diferencias son:

Sistema de ventilación mecánica

La renovación del aire se realiza de manera mecánica, es decir, medicante la acción de ventiladores que admiten el are del exterior a través de rejillas. Estos ventiladores funcionan, por lo general, a través de electricidad. Dentro de esta clasificación, también existen diferentes tipos que son más o menos eficiente:

1. Ventilación mecánica en admisión

La entrada de aire (admisión) se produce mecánicamente mediante el uso de un ventilador y la distribución del aire se realiza generalmente por conductos. La evacuación del aire se hace por ventilación natural a través de las infiltraciones o rejillas.

2. Ventilación mecánica controlada

La extracción del aire se realiza mediante un ventilador que a través de una red de conductos extrae el aire de las zonas húmedas (baños y cocina) y lo expulsa al exterior. El aire de admisión entra de forma natural al edificio por las zonas secas (habitaciones y salón) mediante rejillas. El ventilador renueva el aire y por tanto garantiza la calidad del aire del interior. Esto hace posible gestionar eficientemente el consumo energético a la hora de renovar el aire interior de un espacio.

Dentro de esta clasificación existen dos tipos:

  • Sistema de ventilación de simple flujo: el aire que se renueva proviene directamente desde el exterior. Esto puede provocar un desequilibrio de temperatura en la estancia.
  • Sistema de ventilación de doble flujo con recuperador de calor: es un sistema más complejo, ya que se recupera una parte de la energía del aire extraído. Este sistema funciona extrayendo el aire viciado con aire nuevo igual que el anterior. No obstante, la particularidad esencial es que consigue que el aire nuevo entre a una temperatura próxima a la temperatura interior, lo que permite un ahorro de energía en cualquier estación del año.

3. Ventilación natural

La ventilación natural es el intercambio de aire entre el aire de un edificio y el ambiente exterior. La introducción de la ventilación natural mejorará el aislamiento térmico, la calidad del aire interior y las condiciones de luz en las habitaciones. La combinación del calor radiante producido por el sol y su reflejo en la nieve aumenta la temperatura en las zonas donde no hay aislamiento. Así, durante el invierno, el aire en los lugares no aislados puede volverse extremadamente frío. Ante un problema térmico causado por la frialdad del aire, hay que utilizar un revestimiento aislante que retenga el calor. Existen diferentes tipos:

Ventilación natural simple

Se consigue mediante una única apertura por la que entra y sale el aire. Su funcionamiento es eficiente si la orientación del hueco coincide con la dirección del viento, y si éste está en contacto con una zona protegida de la insolación.

Ventilación natural cruzada

Se produce a través de huecos de fachadas enfrentadas, sin obstáculos entre ambos. Consigue mayor cantidad de renovaciones/hora que la ventilación simple. Si no se controla puede ser molesta.

Ventilación natural nocturna

Aprovecha el descenso de la temperatura durante la noche para evacuar el calor acumulado durante el día. Es el complemento adecuado, en zonas de climas con grandes diferencias de temperatura entre el día y la noche, al aprovechamiento de la inercia térmica de la envolvente térmica del edificio.

El efecto chimenea

El efecto chimenea funciona por las diferencias de temperatura que se crean a distintas alturas, aprovechando el tiro del aire, en el interior de los edificios.

La importancia de rodearse de buenos arquitectos: Arquifach

La construcción de una vivienda es un proceso cuyo éxito depende de muchos factores. La mejor manera de asegurarlo es contar con arquitectos que den garantías. Una garantía que esté asentada en la experiencia. Es importante elegir un estudio de arquitectura que te oriente y guíe durante todo el proceso desde el inicio del diseño hasta la entrega de la documentación final para habitar la casa, que tenga experiencia en el área y personal calificado que realice la gestión integral del proyecto, pero sobre todo que diseñe acorde con tus necesidades y expectativa.